jueves, enero 18Estamos sintetizando nuevo contenido

¿Para qué?

Biotec ¿para qué? (II)

Biotec ¿para qué? (II)

¿Para qué?
Este post es la continuación del primero de la serie "Biotec ¿para qué?". Puedes echarle un vistazo aquí Comunicación bacteriana y nuevas terapias antibióticas Las bacterias hablan. Normalmente hablan entre ellas, algunas veces hablan con nosotros u otras especies. Tienen lo que a alguno de mis profesores les gustaba denominar “El WhatsApp de las bacterias”. El nombre científico es “percepción de quórum” (quorum sensing, en inglés). Para explicar algo mejor el concepto vamos a recurrir a un símil. Cuando en las reuniones de la Asociación de Biotecnología de Salamanca no hay quórum (es decir, no hay un número mínimo de personas), no se pueden votar las actas y no sirve de nada la reunión. Cuando en una colonia de bacterias o en un medio de cultivo no hay quórum, hay un conjunto de ge
Biotec ¿para qué? (I)

Biotec ¿para qué? (I)

¿Para qué?
La Naturaleza es sabia, y eso nadie puede negarlo. Llevamos muchos años aprendiendo de ella, pero no es nada en comparación con el tiempo que lleva la Naturaleza evolucionando. La Tierra existe desde hace 4500 millones de años, millón arriba millón abajo. Mejor no pensamos en cómo sería el paisaje por entonces. Yo me imagino un escenario como el de Star Wars III (atención spoiler): todo muy oscuro y lleno de lava. De todas formas, los seres humanos sólo llevamos unos 200.000 años aquí, así que es como si la Tierra fuera un Premio Nobel de los que ya chochean y nosotros un crío de la guardería. Si hacemos una de esas analogías chulas en las que se supone que la vida de la Tierra es un año, el resto queda así: 1 de enero, formación de la Tierra: El Sistema Solar ha salido de fiesta